CÁNCER


La setas Reishi están principalmente compuestas de complejos carbohidratos llamados polisacáridos, triterpenoides, proteínas y aminoácidos. Los estudios indican que se trata de estos polisacáridos, los elementos más activos encontrado en el Reishi rojo, que son responsables del fortalecimiento del sistema inmunológico del cuerpo. 

Los médicos en China y Japón han usado durante mucho tiempo las hierbas como el ginseng, que contienen polisacáridos pero el contenido de polisacárido en el hongo rojo es elevado y es utilizado para disminuir los efectos secundarios de la quimioterapia sufrido por pacientes con cáncer.

Además, los ácidos ganodéricos en el hongo rojo también se han demostrado que ayuda a aliviar las alergias comunes mediante la inhibición de los mediadores químicos de la inflamación, incluyendo la liberación de histamina. 

Aparte de la composición de polisacáridos excepcionalmente alto, ningún ingrediente exclusivo o único ha sido identificado como en el hongo rojo que pueden ser acreditados para la salud y destacar como la mejor seta para mejorar la salud. Es más probable que la potencia de la seta reside en la combinación de sus constituyentes químicos, una ilustración natural de la idea de que el todo es más que la suma de sus partes.

Tal vez los mejores beneficios del hongo rojo es el potencial de su capacidad para reforzar el sistema inmunológico del cuerpo. En tal sentido el consumo del Reishi rojo se considera preventivo en vez de un tratamiento para una enfermedad específica. 

El hongo rojo está ganando crédito como un ejemplo potencial de lo que la Real Academia de Medicina ha llamado un "adaptógeno" – un concepto para el tratamiento para ayudar al cuerpo a adaptarse frente al estrés de diversos tipos; estos factores de estrés pueden ser la temperatura, el trauma, el sueño la privación, la exposición a toxinas, radiación, infección o el estrés psicológico. Estos adaptógenos de las propiedades que ofrece el hongo rojo no causan efectos secundarios con el consumo regular, es efectiva en el tratamiento de una amplia variedad de enfermedades y ayuda al organismo volver a un estado normal y equilibrado.


 Por otra parte, el consumo regular de Reishi rojo puede mejorar significativamente el funcionamiento del sistema inmunológico. El Reishi rojo actúa como un modulador inmune - una sustancia que regula, y afina el sistema inmunológico. La responsabilidad primordial de el sistema inmune es la detección de patógenos tales como virus, bacterias y otros microbios que invaden el cuerpo. En condiciones normales, un sistema inmunitario intacto es capaz de detener la mayor parte de estos organismos antes de que cause algún daño. Sin embargo, si el sistema inmunológico se ve comprometido, los virus, bacterias, parásitos y hongos pueden proliferar y causar enfermedades. 

Los antibióticos, agente anti-virales y los medicamentos recetados son la base de la actual terapia. A pesar de que puede ser efectivo, todos los tratamientos llevan un posible efecto secundario. Además, el uso repetido de estos medicamentos puede causar resistencia en microorganismos para mutar y desarrollarse.



El consumo de Reishi rojo elimina estos problemas. La red Reishi también está ganando aceptación para su uso como un complemento a la lucha contra los efectos secundarios desagradables asociados con radiación y la quimioterapia en el tratamiento del cáncer. 

Productos auténticos de Reishi rojo también han demostrado excepcionales propiedades anti-estrés que contribuyen a mejorar la memoria, la facilidad tensión, y agudizar la concentración. Su potencia es especialmente notable en el tratamiento de enfermedades degenerativas que afectan principalmente a los ancianos, tales como la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.