CORDYCEPS


Precio público: $1,200 MX

Presentación: 60 cápsulas de 450 mg cada una.


1.- Por qué se habla de Cordyceps sinensis como ‘el tesoro tibetano’

Cordyceps sinensis es uno de los remedios naturales más populares en la medicina tradicional asiática. Según recoge el volumen Los silvestres hongos comestibles – Perspectiva global de su uso e importancia para la población editado por la FAO, este hongo se «come» únicamente por sus beneficios para la salud. Crece de forma natural en las mesetas altas del Tíbet y hace años que es recolectado intensamente en zonas de China, Bután y Nepal. 


2.- Cordyceps sinensis vale más que su peso en oro

El pasado mes de diciembre, en un artículo de The Economist se hacía referencia al valor de Cordyceps, «a menudo tan alto que vale más que su peso en oro».

En 2008, un reportaje de Los Angeles Times citaba a una nómada tibetana que aseguraba ganar hasta mil dólares a la semana recolectando este hongo. Otros documentos consultados hablan de que un ejemplar puede costar dos euros en un mercado local y que este valor se puede multiplicar por cuarenta en mercados especializados.

3.- El resultado de un proceso biológico fascinante

En Asia, este hongo se conoce popularmente como ‘insecto de invierno, hierba de verano’, nombre que tiene que ver con su desarrollo y fructificación.

En verano, las esporas de este hongo invaden las orugas de varias especies de polilla común en los pastos de las altas mesetas del Himalaya, a más de 3 800 metros sobre el nivel del mar. Durante el invierno, estas larvas portadoras del hongo se entierran en el suelo para hibernar mientras que, de forma paralela, el micelio de este hongo parasitario invade su cuerpo.

Con la llegada de la primavera, el micelio del hongo se reactiva y comienza a fructificar dando lugar a una forma alargada y cilíndrica que se abre paso entre los pastos para recibir la luz del sol. Cada ejemplar de Cordyceps sinensis puede alcanzar los 4 cm de longitud y los 300-500 mg de peso. Tras la recolección este organismo tiene dos partes diferenciadas, una de color marrón (estroma) y otra anaranjada (cuerpo momificado de la oruga).

4.- Todos son Cordyceps sinensis

Aunque el nombre científico es Cordyceps sinensis, estos son los nombres más conocidos de este hongo:

Yasra gumba, Yarcha gumba (nombres locales)
Jeera jhar, Jeevan buti, Keeda ghass, Chyou kira, Sanjeevani bhooti (nombres comunes en Nepal)

Dong Chong xi cao (nombre común en China)

Tocheikasa (nombre común en Japón)


5.- El papel de los yaks en la historia de Cordyceps

Las propiedades energizantes de este hongo están relacionadas con el pastoreo del Tíbet. Cuenta la tradición que con la llegada de la primavera y los primeros deshielos, los pastores subían con su ganado a las zonas altas de las montañas para que pudiesen alimentarse de la hierba fresca, pero también de lo que se consideraba una ‘hierba marrón’ que más tarde fue identificada como Cordyceps sinensis. Después de ingerirla, los pastores observaban que sus yaks, cabras y ovejas eran más fuertes y robustos e, incluso, que tenían un comportamiento similar al de las épocas de celo. Así, los primeros usos  del Cordyceps estuvieron relacionados con la mejora de la capacidad reproductiva y vitalidad del ganado.

6.- Más de 2 000 artículos científicos

Desde la década de los 80 se han contabilizado más de 2 000 artículos científicos sobre Cordyceps sinensis. Muchos de estos han servido para determinar las propiedades de esta especie a nivel renal, hepático, genitourinario, inmunitario, energético y respiratorio.

7.- Por qué es el hongo recomendado en el deporte

En 1993 los focos se centraron sobre Cordyceps después de los resultados obtenidos por unas atletas chinas en una competición nacional. Batieron récords mundiales en las pruebas de 1 500, 3 000 y 10 000 metros sin mostrar síntomas de fatiga. Estos resultados se debieron, en parte, a una dieta especial que incluía Cordyceps sinensis.

Diversos estudios científicos confirman su acción para aumentar el uso de oxígeno y la producción de ATP, aumentando la potencia muscular, acortando el tiempo de recuperación muscular y favoreciendo la eliminación de ácido láctico.

8.- Compuestos químicos únicos

Uno de los principales motivos de su valor está en la presencia de compuestos químicos únicos entre los que destacan:

Ácido cordicépico
Galactomanano
Manitol
Ergosterol (precursor de la vitamina D)
Adenosina
Cordicepina
Aminoácidos esenciales
Vitaminas (B1, B2 y B12, E y K)

Minerales (Na, K, Ca, Mg, Fe, Cu, Mn, Zn, Se, Al, Si y Ni)

Para más información, no te pierdas del documental «YARSAGUMBA, EL ORO DEL HIMALAYA (2014)»